martes, 8 de octubre de 2013

El pomar andaluz // The Andalucian orchard

El Jardín de las Hespérides. Frederic Leighton. Lady Lever Art Gallery.


Según Estesícoro y Estrabón, Andalucía alberga un secreto mitológico, aunque algunos dicen que se encuentra en las islas Canarias. Allí se hallaba el Jardín de las Hespérides, el huerto que Gea le había regalado a la diosa Hera en su boda con Zeus. En el recinto, un único árbol daba manzanas doradas que otorgaban la inmortalidad. La diosa encargó a tres ninfas, vinculadas con el atardecer, su cuidado. Como no se fiaba de ellas, dejó también al cargo al dragón de cien cabezas Ladón, que se enroscaba al tronco del árbol y nunca dormía. El rey Euristeo encargó a Heracles (Hércules), entre otros trabajos, robar las manzanas de las Hespérides.

El héroe griego tuvo que capturar primero al anciano del mar para saber dónde estaba ubicado dicho jardín. Al llegar, mató a Ladón al que, por sus servicios prestados, Hera le elevó a las estrellas, convirtiéndolo en la constelación del Dragón. Para obtener las manzanas, Heracles engañó al titán Atlas, pariente de las ninfas, que sujetaba la bóveda celeste. Se ofreció a ocupar su lugar mientras iba a por los frutos. Atlas no quería cargar de nuevo con los cielos y trató de llevar él mismo las manzanas a Euristeo. Heracles volvió a engañarle, aceptando quedarse en su lugar, siempre y cuando Atlas sujetase el cielo un momento para que el héroe se pusiese la capa más cómodamente. Atlas accedió y, cuando el titán volvió a sujetar el cielo, Heracles se llevó las manzanas. Según una variante de la historia, la diosa Atenea devolvió luego los frutos a su lugar. Fue el undécimo trabajo de los doce que realizó durante su vida.

@enriquevdiez

------------------------------------------------------------------------------------------------------------
The Garden of Hesperides. Frederic Leighton. Lady Lever Art Gallery.

According to Stesichorus and Strabo, Andalucia houses a mythological secret, although some authors tell that it is in the Canary Islands. Here there were the garden of Hesperides, the orchard which Gea gave to the goddess Hera in her wedding with Zeus. In the enclosure, a single tree produced golden apples that gave the inmortality. The goddess entrusted three nimphs, linked with the twilight, its care. Not trusting them, she left the hundred-headed dragon Ladon in charge too. King Eurystheus ordered Heracles, among other labours, to steal the golden apples.

The Greek hero had to capture first the Sea Old Man to discover where was placed that garden. When he arrived there, he killed Ladon. Hera rewarded by its services raising to the stars and turning into the constellation Draco. Later, Heracles conned Atlas, who held the heavens, relative of the nymphs, to retrieve the apples. He offered himself to take his place while the titan went to get the golden fruit. Atlas did not want to take the sky back and tried to deliver the apples himself to Eurystheus. Heracles fooled it again, agreeing to replace him, on condition that the titan held the heavens for a moment to wear his cloak more comfortable. Atlas agreed and, when the titan held the sky, Heracles escaped with the apples. According to a variation of the story, Athena returned later the magic fruit to the garden. It was the Heracles' eleventh labour.

@enriquevdiez
My english is not very good. I'm trying to improve it. If you find any errors in the text, please write to me (enriquevdiez@gmail.com). Thank you very much.